Máxima Calidad

 

Si algo nos obsesiona en PIGOSA es la consecución de la máxima calidad en todos nuestros productos. Para ello no escatimamos esfuerzos diariamente para su logro, distinguiendo entre otros los siguientes:

 

      • Ratio o porcentaje de Cerdos/Hectáreas inferior al recomendado por la normativa; pretendemos que el animal disponga de todo el espacio posible para poder moverse libremente por la finca.

      • Alimentación con piensos naturales.

      • Servicio Veterinario continuo en todas las fases de vida del cerdo, desde antes de su nacimiento (ecograías a madres) hasta su cebo final.

 

Traslado del animal al matadero en nuestro camión, respetando†rigurosamente lo establecido por las Normativa de Bienestar Animal.

      • Alivio del posible estrés como consecuencia del viaje bien por la escasa distancia desde la finca al matadero (10 Kilómetros), o bien con un traslado de 24 horas antes de su sacrificio para que el animal descanse durante ese tiempo.
      • Sacrificio y despiece según lo establecido por la legalidad vigente.
      • Reconocimientos veterinarios ante-mortem y post-morten (triquina, legionella...)
  • Cumplimiento del sistema de control o APPCC.
  • Curación NATURAL a pesar de que esta medida supone un 40% más de tiempo en la curación de nuestros productos.

  • Sometidos a la Norma de Calidad del Ibérico desde el año 2005, con el nļ expediente PI/0195/05.

  • Pertenencia al consejo Regulador de la D,O. JAMON GUIJUELO.